Salud y VIH/Sida

fotonoticia_20120711135233_500
13/07/2012

Se confirma que la respuesta al sida deja de ser una prioridad para el Gobierno de España

Nota de prensa tras la reunión mantenida con la Drta. Gral. de Salud Pública.

La Alianza de Plataformas del VIH exige que el Gobierno no abandone la atención del VIH y mantenga las competencias del Plan Nacional sobre el Sida.

En caso que haya una convocatoria de subvenciones a acciones para la prevención del VIH en España, ésta podría sufrir un recorte del 50% en un momento en el que cada año se producen entre 3.000 y 3.500 nuevas infecciones por VIH.

El mismo día en que Mariano Rajoy anunciaba a la ciudadanía el mayor retroceso de la historia en el estado de bienestar, la Alianza de Plataformas estatales y autonómicas de entidades del VIH y sida del Estado español que representa a más de 300 ONG de todo el país se reunía, tras siete meses de insistente solicitud, con la directora general de Salud Pública, Mercedes Vinuesa, para conocer la estrategia del Gobierno a la repuesta al VIH. Desde hace más de medio año, las ONG del VIH han estado denunciando el abandono por parte de Gobierno a la atención del VIH.

Jancho Barrios, representante de la Plataforma, señala que "durante todo este tiempo las ONG hemos dejado claro que las medidas no pueden tomarse de manera unilateral y por ello solicitamos que el canal que se ha abierto hoy, continúe, porque aún quedan sobre la mesa muchos interrogantes y toma de decisiones que son urgentes, como qué pasará con la atención de las personas en situación irregular con VIH que a partir del 31 de agosto dejarán de tener tarjeta sanitaria". Por otra parte, el presupuesto para el Plan Nacional sobre el Sida es, tal como ya se había apuntado tras la publicación de los Presupuestos Generales en mayo, de 3,5 millones de euros, los cuales están destinados a sustentar la estructura administrativa y garantizar su continuidad. Esta es una de las tres ramas con las que trabajaba la hasta ahora Secretaría del Plan Nacional sobre el Sida.

Sobre las otras dos, por una parte, la Directora de Salud Pública ha informado a los miembros de la Alianza que las transferencias a las Comunidades Autónomas ya se han realizado a través del Fondo de Cohesión Social, fondo que según explicó Vinuesa, se ha ampliado este año, aunque a las ONG no nos costa que eso sea así pues no se ofreció un dato al respecto. Desde la Alianza se exigió al Ministerio la garantía de la equidad territorial tal como se supone que debe hacer e igualmente se hizo hincapié en que, al no existir una partida económica específica para el VIH y sida en estas transferencias, "no podemos considerar que estas transferencias contribuyan a la respuesta al VIH", según Julio Gómez, representante de la Alianza.

En el caso de la convocatoria de subvenciones a organizaciones que trabajan en el ámbito del VIH, la información obtenida tampoco ha sido demasiado clarificadora. Según Vinuesa, la convocatoria de subvenciones podría, sin asegurarlo, publicarse a través de la Dirección de Promoción de la Salud y Epidemiología dejando de ser específicas para actividades de respuesta al VIH y sida y ampliándose a la prevención de otras enfermedades. Aun así, se desconoce la cuantía de las subvenciones así como las fechas de publicación, aunque se ha señalado que éstas dependerán de los recursos económicos de los que se disponga, lo que podría suponer un recorte de más del 50% con respecto al ejercicio anterior.

Además, advierten de que antes de la posible publicación de las subvenciones, deberán evaluar el Plan Multisectorial 2008-2012 para determinar los llamados elementos nucleares, que servirán para elaborar el nuevo Plan Multisectorial. Sobre esto, Santiago Redondo, representante de la Alianza, destaca que "las Plataformas han trasladado a las responsables del Ministerio la necesidad de que cuenten con la comunidad del VIH para determinar las estrategias a seguir, y que lo hagan a través de los mecanismos que hasta ahora han servido para implicar a todos los actores que trabajan en la respuesta al VIH en nuestro país". Uno de estos mecanismos es la Comisión Nacional de Coordinación y Seguimiento de Programas de Prevención del Sida, que la Alianza de Plataformas considera fundamental convocar inmediatamente para comenzar a articular la colaboración y comunicación entre la administración y las organizaciones, que en los últimos meses se ha visto interrumpida.

En el encuentro se anunció lo que por la prensa ya se conocía: el nombramiento de Elena Andradas Aragonés como subdirectora de Promoción de la Salud y Epidemiología del Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad, un cargo desde el que dirigirá el Plan Nacional sobre el Sida. Los representantes de la Alianza de Plataformas del VIH consideran que es insuficiente el anuncio de continuidad de este organismo, ya que se le ha bajado de categoría dentro del organigrama del Ministerio de Sanidad, en un contexto en donde el VIH aún representa un importante reto para los diferentes actores que participan en la respuesta a la pandemia en el país. Además, según fuentes del Ministerio, la situación no mejorará en los próximos años ya que han dejado claro que se prevé que continúen los recortes al presupuesto que afectarán al nuevo Plan Multisectorial 2013-2017 frente a la infección por VIH y el sida. Lo anterior, comenta Julio Gómez, representante de la Alianza "será un retroceso en la respuesta al VIH que tendrá consecuencias muy graves en la salud pública".

A lo largo de la mañana del miércoles 11 de junio, las ONG del VIH llevaron a cabo una acción comunicativa en las redes sociales bajo el lema #AnaMatorespondealVIHYA a través de la cual trasladaron las preguntas que se iban a formular en la reunión acerca del futuro de la respuesta al VIH y sida en nuestro país.

Las acciones están organizadas y respaldadas por plataformas estatales y autonómicas en defensa de una respuesta a la infección por VIH y sida integradas por 300 entidades:

Comitè 1er de desembre, Coordinadora Estatal de VIH/sida (CESIDA), Coordinadora Gai Lesbiana, CALCSICOVA, FAUDAS, FELGTB, EUSKALSIDA, Federación Trabajando en Positivo, FEAT, FLUSIP, FUNSIDA, Fundación Triángulo, Médicos del Mundo, NASIDA y REDVIH.