Políticas lésbicas


Por qué un Área de Políticas Lésbicas:

El Área de Políticas Lésbicas centra su trabajo en el desarrollo de políticas y acciones que ayudan a poner fin a los diferentes niveles de discriminación que sufren las lesbianas en nuestra sociedad. Gracias al trabajo de esta Área, la realidad lésbica se visibiliza y el activismo LGTB se aleja cada vez más del androcentrismo originario del que parte.

 

Objetivos del Área:

1.    Visibilizar a las mujeres lesbianas y su realidad en todos los foros y ámbitos de la sociedad donde estamos presentes.

2.    Luchar contra cualquier tipo de discriminación y lesbofobia, denunciándolo públicamente.

3.    Desmitificar y romper con los prejuicios sobre las mujeres lesbianas que todavía existen en la sociedad.

4.    Continuar con la construcción de un discurso identitario que nos represente a todas las mujeres lesbianas.

5.    Promover la salud sexual y reproductiva de las mujeres lesbianas a través de campañas de información y sensibilización.

Cómo funciona el Área:

Según los Estatutos de la FELGTB, “existe un Área de Políticas Lésbicas compuesta por los grupos y secciones de mujeres de las asociaciones miembros con autonomía para el desarrollo de las políticas lésbicas”  (artículo 26). El Área se reúne al menos cuatro veces al año y desde 2007 se organiza internamente en varias comisiones de trabajo.

El Área desarrolla todo tipo de actividades y acciones que le permiten lograr sus objetivos. Sin embargo, durante años el eje del Área ha sido la celebración de unas Jornadas bienales de Políticas Lésbicas, un espacio en el que activistas de todo el Estado -de organizaciones federadas y no-federadas- se reúnen para poner en común estrategias, compartir ideas y proponer líneas de actuación. Las últimas se celebraron en Cáceres en 2011 (web de las Jornadas: http://politicaslesbicas.wordpress.com/).


Historia del Área:


El Área de Políticas Lésbicas es uno de los ámbitos de trabajo más significativos de la  FELGTB. El Área despegó cuando entró Desirée Chacón como Coordinadora en 2002. En aquellos momentos era la Encargada del Grupo de Lesbianas de COGAM Madrid, cargo que dejó en 2004. Tras ella tomó el testigo en 2005 Patricia Ojeda, activista lesbiana de GAMÁ. En enero de 2007 fue elegida Carmen G. Hernández, del Col·lectiu Lambda del País Valencià. En febrero de 2009 Esther Martínez, por entonces activista de Arcópoli, presidió el Área hasta marzo, cuando Marina Sanz, de la Plataforma de Activistas Sin Vergúenza, tomó el cargo. Tras la coordinación por parte de Ana García, de Arcópoli, y Cristina P. Álvarez de Ben Amics, actualmente es Rebeca Julián, de Segoentiende, la coordinadora de esta importante Área de la FELGTB.

Cómo contactar con el Área:

Para más información, pueden contactar con su Coordinadora actual en el siguiente correo electrónico: politicaslesbicas@felgtb.org


Cita:

"Las lesbianas somos cuanto menos la mitad de la población homosexual, por tanto no podemos ser consideradas como una minoría dentro de la misma. El discurso social y político emanado del llamado movimiento lgtb continúa siendo, a pesar de un evidente esfuerzo realizado en los últimos años, androcéntrico. Los gays, los varones, siguen siendo la medida de todas las cosas. Está costando que el discurso sociopolítico incorpore la realidad de las mujeres homosexuales y debemos ser conscientes de que mas allá de la discriminación legal que padecemos gays y lesbianas, la situación social, económica, familiar, sexual, etc., de las lesbianas es diferente a la de los gays, y esa diferencia tiene que hacerse visible para poder ser combatida. Y la lucha por esa igualdad es cosa de todos. La igualdad entre gays y lesbianas tiene que pasar porque ambas realidades se incorporen en igualdad al discurso común y ambas realidades sean conocidas y todas las desigualdades combatidas con los mismos recursos comunes. Las lesbianas no son lo "particular" en la realidad LGTB, sino lo general también. Las herramientas de unos y otras para conseguir la igualdad con el resto de la sociedad son, en la mayoría de los casos, diferentes, y por tanto el conocimiento de ambas realidades es imprescindible para diseñar estrategias que combatan dicha desigualdad". 

–Beatriz Gimeno.  Texto aprobado por unanimidad en 2002 en el 2º Congreso de la -por entonces llamada- FELG: