Jóvenes

acoso escolar
10/09/2012

Denunciamos el riesgo de suicidio que sufren las víctimas de acoso escolar homófobico

Una investigación de COGAM y FELGTB ofrece datos sobre el problema que se da en las aulas

La Federación Estatal de Lesbianas, Gais, Transexuales y Bisexuales, FELGTB, y el Colectivo LGTB de Madrid, COGAM, han llevado a cabo una investigación de ámbito estatal entre jóvenes de 12 y 25 años que han sufrido acoso escolar homofóbico. El estudio “Acoso Escolar Homofóbico y Riesgo de Suicidio en Adolescentes y Jóvenes LGB”, presentado el Día Internacional para la Prevención del Suicidio, recoge preocupantes datos que relacionan la discriminación en la etapa escolar con la ideación del suicidio.

Según las 653 encuestas en las que se basa la investigación, el acoso escolar homofóbico lleva al 43% de quienes lo sufren a plantearse el suicidio, más de la mitad (56%) continuadamente y el 27% de forma continuada en el tiempo. Este tipo de acoso, que en el 90% de los casos proviene de compañeros varones y en el 11% del profesorado, no es abordado por el centro (el 42% dice no haber recibido ayuda) ni por sus familias, a las que el 82% no informa de su situación.

Estamos hablando de víctimas que sienten humillación (63%), impotencia (60%), rabia (59%), tristeza (59%), incomprensión (57%), soledad (53%), vulnerabilidad y aislamiento (50%). Pero sobre todo desesperanza (66%). Esto se traduce, según la investigación, en que el 17% de las y los jóvenes que sufren acoso escolar homofóbico llega a atentar contra su vida.

El estudio se
 entiende por acoso escolar homofóbico aquél que sufre cualquier persona por no responder a las expectativas de género. Este tipo de acoso incluye numerosas variantes como la bifobia o la lesbofobia y también afecta en numerosas ocasiones a jóvenes cuya orientación sexual es heterosexual.

Jesús Generelo, Secretario General de la FELGTB y director de la investigación, ha reseñado que “el acoso escolar homofóbico debe dejar de tratarse desde un punto de vista ideológico y abordarse como lo es: un verdadero problema de salud y de vulneración de derechos en las escuelas españolas. Estamos hablando de suicidio, una de las principales causas de muerte prematura, y el silencio no es una respuesta aceptable”.

José Luis Ferrándiz, uno de los investigadores del estudio, ha destacado “las cifras de acoso escolar homofóbico y su traducción en intentos de suicidio suponen un fracaso absoluto del sistema educativo”.

 Manuel Escalona, coordinador del Área Joven de la FELGTB, ha afirmado “es muy preocupante la falta de apoyo por parte del profesorado, pero es verdaderamente alarmante la denuncia de que un 11% de las víctimas ha sido acosada también por sus profesores. Necesitamos que las escuelas e institutos sean un lugar seguro, y de eso tenemos que hacernos responsable todas y todos”.