Internacional

408170_10151196774930587_548580586_22760085_1506038110_n
26/01/2012

Aniversario de la muerte de David Kato

Hoy justo hace un año del brutal asesinato del activista ugandés David Kato en su casa.

Hoy queremos recordar que hace justo un año que David Kato, jurista ugandés, fue asesinado brutalmente en su vivienda.

El asesinato de este activista lgtb provocó inmediatamente una oleada de indignación internacional que recorrió todo el mundo, horrorizado por los gravísimos episodios de lgtbfobia que se dan en Uganda, con la connivencia del gobierno, la participación activa de medios de comunicación como la revista Rolling Stones (publican fotos de “gays” y al lado escriben “cuelguenlos”), y apoyados por gran parte de la sociedad ugandesa, que ve con buenos ojos el encarcelamiento, la tortura, e incluso la pena de muerte para aquellas personas que sólo son “culpables” de ser diferentes. La terrible lacra de la lgtbfobia en Uganda no es algo que venga de una tradición cultural, si no que el cada vez mayor poder de la iglesia evangélica, financiada por grupos estadounidenses, ha creado un clima de terror entre la población de lesbianas, gays, transexuales y bisexuales.


Desgraciadamente, aún está pendiente una Ley en el Parlamento Ugandés que criminaliza aún más si cabe estas relaciones, por lo que el panorama para el colectivo lgtb es muy sombrío. No obstante, hay que recordar que la intensísima campaña internacional contra dicha Ley hizo que no se aprobara en 2011. Las organizaciones internacionales de derechos humanos de todo el mundo, si se les ocurre volver a intentar aprobar dicha Ley, estaremos atentas para presionar y evitarlo. En este punto, exigimos a la Comunidad Internacional que asuma su responsabilidad y evite esta ignominia.   

Para intentar comprender un poco la situación de Uganda, es muy recomendable el documental británico dirigido por Scott Mills “El peor lugar del mundo para ser gay” (Título original: The World’s Worst Place to Be Gay?), del año 2010.