Internacional

17m
17/05/2019

Manifiesto 17 de Mayo

Este manifiesto es la propuesta del area internacional para leer en los eventos del IDAHOTB
Estamos aquí porque un 17 de Mayo de 1990, hace exactamente 29 años, la Organización Mundial de la Salud decidió despatologizar la homosexualidad y con ella la bisexualidad, que fue una gran legitimación de la lucha de nuestro colectivo. Es la primera vez que podemos celebrar el 17 de mayo conjunto las cuatro realidades, ya que el 18 de junio de 2018 por primera vez la misma OMS sacó del listado de enfermedades mentales la “incongruencia de género”, la transexualidad. Sin embargo no nos basta y desde aquí exigimos la plena autodeterminación del género de una persona como parte de la dignidad de todas las personas. El colectivo LGTBI ha ido avanzando en 2019 en derechos pero nos queda un larguísimo recorrido hasta la plena igualdad en el ámbito internacional. Solo en 123 países del mundo los actos sexuales consensuados entre adultos del mismo sexo son legales hoy. La cruda realidad es que en 70 países miembros de la ONU se sigue penalizando las relaciones sexuales o afectivas entre personas del mismo sexo. En 68 mediante leyes directas y en 2 de facto. Las penas que sufren las personas LGTBI van desde la pena de muerte en Irán, Arabia Saudí, Yemen o Sudán en todo su territorio, Somalia y Nigeria en algunas regiones o Pakistán, Afganistán, Emiratos Árabes Unidos, Qatar y Mauritania sin leyes directas pero donde ese castigo sigue siendo posible. 32 países de la ONU tienen leyes que restringen la libertad de expresión en cuestiones de orientación sexual e identidad de género y 41 plantean barreras para la formación, establecimiento o registro de ONGS relacionadas con la orientación sexual. Hay países como Brunei donde se acaba de proponer la pena de muerte por orientación sexual Queremos hacer énfasis en la realidad del colectivo trans, el más duramente golpeado por la violencia. Los asesinatos a personas trans en todo el mundo siguen siendo una realidad. La situación en Brasil, México o Pakistán es terrible. TGEU tiene 2982 personas trans asesinadas en 72 países por transfobia desde 2008. Desgraciadamente tenemos que destacar a México con un gran incremento y a Brasil donde no disminuye la terrible tasa de asesinatos a personas trans. En el cómputo anual que realiza TDoR1 el año anterior contabilizaron 269 asesinatos contra personas trans, un incremento de 44 asesinatos más que en 2017. Si nos centramos en Europa aún hay 18 países donde las personas trans deben someterse a esterilización y en 35 países deben recibir un diagnóstico de salud mental. En España seguimos reivindicando una ley donde se recojan todas las necesidades específicas del colectivo trans, en todos los ámbitos específicos como sanidad, educación, identificación registral o inserción laboral así como una lucha comprometida y sostenida contra los delitos de odio que sufren habitualmente las personas trans.





Queremos mostrar nuestra solidaridad con todas las personas LGTBI de cualquier país o región del mundo, en especial con las personas que viven en los 70 países donde no tienen dignidad ni libertad para ser ellas Queremos exigir a la Unión Europea y al Gobierno español que se impliquen activamente en la investigación de la situación LGTBI en Chechenia donde las alarmantes noticias no cesan de llegar. Exigimos lo primero que España ocupe el lugar que le corresponde en materia de Asilo y Refugio y que se conceda el asilo a personas LGTBI perseguidas en su país tanto a nivel institucional como a nivel social con la aquiescencia de los estados que miran hacia otro lado mientras se siguen cometiendo crímenes de honor familiares. Además exigimos el desarrollo de convenios y programas de cooperación internacional para favorecer la no discriminación de lesbianas, gais, transexuales y bisexuales y, por tanto, garantizar sus derechos humanos en países donde las leyes o la sociedad discriminan a este sector de la población. Al gobierno le exigimos específicamente un compromiso de denunciar públicamente las violaciones de DDHH por motivo de orientación sexual y/o identidad de género, especialmente en aquellos países con los que los gobiernos autonómicos o municipales tengan acuerdos de hermanamiento. exigimos la puesta en marcha de protocolos específicos y formación para el personal de los servicios sociales, especialmente de las residencias para las personas de la tercera edad, tanto públicas como privadas, con el fin de garantizar el respeto y trato digno a las personas LGTBI mayores. Exigimos la puesta en marcha de campañas de sensibilización de y fomento de la autoestima a colectivos LGTBI especialmente vulnerables como son las niñas y los niños, las y los adolescentes y jóvenes, las y los mayores, las mujeres, o, en general, las personas residentes en zonas rurales. Y en particular para personas trans agredidas de forma específica y sistematizada. Exigimos la aprobación de las leyes autonómicas de igualdad al colectivo LGTBI y ley trans con la prohibición de las terapias de curación de la homosexualidad (bisexualidad y transexualidad) así como contundentes sanciones contra las personas que vulneran la igualdad o libertad de nuestro colectivo. Exigimos la puesta en marcha de planes de educación en los institutos que den acceso a formación e información sobre la diversidad sexual, de género y familiar, así como impulsar protocolos de actuación y de mediación escolar, para el personal docente y los equipos de orientación psicopedagógica de los centros educativos para evitar la violencia, insulto o bullying homofóbico, bifóbico o transfóbico. Exigimos también un interlocutor municipal con todos los centros de enseñanza para temas LGTBI. Por último queremos mostrar solidaridad por los asesinatos en 2018 de Fernando Lumbreras, fundador de Lambda Valencia, La Ely, referente gay visible en Valladolid y Najuzaith Díaz de Madrid, salvajemente asesinados los 3 en tres casos aún sin resolver.


Si nos centramos en Europa aún hay 18 países donde las personas trans deben someterse a esterilización y en 35 países deben recibir un diagnóstico de salud mental. En España seguimos reivindicando una ley donde se recojan todas las necesidades específicas del colectivo trans, en todos los ámbitos específicos como sanidad, educación, identificación registral o inserción laboral así como una lucha comprometida y sostenida contra los delitos de odio que sufren habitualmente las personas trans. Hoy es un día para conmemorar ese histórico 17 de mayo de 1990, pero también para reivindicar y mucho. Por ello: Queremos mostrar nuestra solidaridad con todas las personas LGTBI de cualquier país o región del mundo, en especial con las personas que viven en los 70 países donde no tienen dignidad ni libertad para ser ellas mismas.


Exigimos lo primero que España ocupe el lugar que le corresponde en materia de Asilo y Refugio y que se conceda el asilo a personas LGTBI perseguidas en su país tanto a nivel institucional como a nivel social con la aquiescencia de los estados que miran hacia otro lado mientras se siguen cometiendo crímenes de honor familiares. Además exigimos el desarrollo de convenios y programas de cooperación internacional para favorecer la no discriminación de lesbianas, gais, transexuales y bisexuales y, por tanto, garantizar sus derechos humanos en países donde las leyes o la sociedad discriminan a este sector de la población. Al gobierno le exigimos específicamente un compromiso de denunciar públicamente las violaciones de DDHH por motivo de orientación sexual y/o identidad de género, especialmente en aquellos países con los que los gobiernos autonómicos o municipales tengan acuerdos de hermanamiento.



exigimos la puesta en marcha de protocolos específicos y formación para el personal de los servicios sociales, especialmente de las residencias para las personas de la tercera edad, tanto públicas como privadas, con el fin de garantizar el respeto y trato digno a las personas LGTBI mayores.



Exigimos la aprobación de las leyes autonómicas de igualdad al colectivo LGTBI y ley trans con la prohibición de las terapias de curación de la homosexualidad (bisexualidad y transexualidad) así como contundentes sanciones contra las personas que vulneran la igualdad o libertad de nuestro colectivo.



Exigimos la puesta en marcha de campañas de sensibilización de y fomento de la autoestima a colectivos LGTBI especialmente vulnerables como son las niñas y los niños, las y los adolescentes y jóvenes, las y los mayores, las mujeres, o, en general, las personas residentes en zonas rurales. Y en particular para personas trans agredidas de forma específica y sistematizada. Exigimos la puesta en marcha de planes de educación en los institutos que den acceso a formación e información sobre la diversidad sexual, de género y familiar, así como impulsar protocolos de actuación y de mediación escolar, para el personal docente y los equipos de orientación psicopedagógica de los centros educativos para evitar la violencia, insulto o bullying homofóbico, bifóbico o transfóbico. Exigimos también un interlocutor municipal con todos los centros de enseñanza para temas LGTBI.


Por último queremos mostrar solidaridad por los asesinatos en 2018 de Fernando Lumbreras, fundador de Lambda Valencia, La Ely, referente gay visible en Valladolid y Najuzaith Díaz de Madrid, salvajemente asesinados los 3 en tres casos aún sin resolver. Por ellos guardamos un minuto de silencio.