Educación

aula
02/06/2015

La Junta de Andalucía sanciona a un colegio por no renovar a un profesor pero obvia que es un caso de homofobia

Sin una ley anti lgtbfobia, la Junta y los tribunales pueden pasar por alto la razón de fondo

La Federación Estatal de Lesbianas, Gais, Transexuales y Bisexuales, FELGTB, y la asociación Jerelesgay celebran que el colegio concertado religioso Calasancio Hijas de la Divina Pastora, en Sanlúcar de Barrameda, Cádiz, haya sido sancionado por no renovar a un profesor pero lamentan que el expediente sancionador obvie que la razón fue su orientación sexual.

Si Andalucía tuviera una ley anti LGTBfobia como la extremeña o la catalana, la inspección no habría podido hacer la vista gorda sobre el motivo por el que el profesor fue apartado de su puesto. La inversión de la carga de la prueba, un punto clave en estas leyes, es una garantía para las víctimas de  discriminación que no permitirían que ni el tribunal que juzgó el tema en primera instancia ni la Junta de Andalucía en el expediente sancionador pasaran por alto la razón por la cual se prescindió del profesor: su orientación sexual.

“En un caso como este parece evidente que Andalucía necesita una ley por la igualdad LGTB que siga el modelo de las aprobadas en Cataluña y Extremadura porque se ha sancionado al colegio concertado de Sanlúcar como una cuestión de forma y no de fondo. La discriminación por orientación sexual, origen del problema, no aparece ni en la sentencia del tribunal de primera instancia ni en el expediente sancionador de la Junta de Andalucía”, ha denunciado Susana Domínguez, presidenta de Jerelesgay.

“Este mismo caso hubiera pasado en un colegio catalán o extremeño y se estaría hablando de homofobia, con unas cargas punitivas preestablecidas por ley claramente y una protección de la víctima mucho mayor. Sabemos que el docente seguirá luchando y nos tendrá a su lado. Es necesario abordar de manera conjunta por parte de todas las comunidades autónomas y el Gobierno central la lucha contra la discriminación por orientación sexual e identidad de género para alcanzar la igualdad real sin mayor dilación”, ha apuntado Jesús Generelo, presidente de FELGTB.