Educación

martillo-juez
30/01/2014

Director imputado por no admitir al hijo de un matrimonio homoparental

El acusado no permitió la inscripción del menor al descubrir que era hijo de dos hombres.
El director y dueño del centro educativo Yago School, ubicado en Castilleja de la Cuesta (Sevilla),  ha sido imputado por un delito contra los Derechos Fundamentales al no permitir al hijo de un matrimonio homosexual matricularse en su colegio. 

El director en un principio argumentó que no había plazas disponibles en el centro, siendo esto desmentido por otros padres y madres que habían matriculado a sus hijos en el mismo centro. Más adelante, el otro progenitor, que no era conocido por el director y su hermana (directora de admisión y también imputada), acudió al colegio, donde recibió una visita guiada sin ningún problema. Cuando ésta finalizó, el padre comentó que su hijo había sido rechazado en la matriculación anterior y la causa que comentó la encargada fue un error administrativo. Al día siguiente el matrimonio recibió una llamada en la que les explicaban que el cupo esta de nuevo completo y que no podían matricular a su hijo, por segunda vez.

Así, los padres decidieron llevar el caso ante los tribunales, el Defensor del Pueblo y la Inspección Educativa y el primero ha fallado a su favor llamando a los dos citados cargos del centro al banquillo de los acusados.

Desde el Área de Familias estamos muy contentos de que estas conductas homófobas sean penalizadas ya no por el bien de los padres si no también por el de nuestros hijos e hijas.