Educación

Jesus_Generelo
01/04/2011

Entrevista a Jesús Generelo, coordinador del Área

Repaso y apuntes para el futuro por parte del también coordinador de educación de COGAM

En 2010 se realizó un curso para futuros docentes en la universidad ¿cómo lo valoras? ¿Qué lo hace necesario?

La valoración es totalmente positiva: por la respuesta masiva del alumnado, por la valoración que hicieron tras el curso, por la constatación de que no encuentran espacios para la formación en un tema que les interesa, que saben que deben trabajar, que necesitan comprender y responder a las demandas de su futuro alumnado y de las familias de éste.

La mayoría de los/las asistentes nos transmitieron no solo su satisfacción por los contenidos y por la metodología del curso, sino la emoción de sentir que se habían transformado interiormente, que se les habían abierto vías de conocimiento y comprensión de la diversidad.

Este tipo de cursos son imprescindibles y deben empezar a acometerlos tanto las administraciones educativas como las universidades. Porque cada año miles de futuros docentes salen de las aulas sin saber cómo van a responder a los retos que la diversidad de su futuro alumnado les va a plantear. Todavía no se comprende –y ya va siendo hora, porque la ley lo exige desde hace muchos años- que educar no es transmitir unos conocimientos, sino lograr ciudadanos capaces de comprender, de analizar, de respetar el entorno y la diversidad en la que conviven. Y eso implica una educación en valores.


 La Gaceta, el periódico de Intereconomía, le dedicó mucho espacio ¿sabrías decirme por qué?

La derecha fundamentalista teme profundamente a la diversidad sexual (y a otras diversidades). Ignoro el porqué. Supongo que porque hacen de una comprensión estrecha, falsa y manipulada del cristianismo el instrumento con el que azuzan a sus seguidores y los mantienen en una situación de crispación permanente y de activismo que favorece a sus intereses políticos y económicos. El fanatismo religioso bien manipulado puede aportar réditos muy interesantes. Y se sabe que la diversidad sexual, que siempre ha estado muy estigmatizada, puede ayudar a sacar muchos prejuicios que sirven para movilizar a un público que les ayuda a conseguir sus intereses.

En la actitud de la Gaceta se percibió claramente una amalgama de odios: hacia el sindicato que colaboraba en la formación, hacia el gobierno que la subvenciona, hacia los colectivos LGTB… Mucho odio, lo cual nos demostró que todavía son más necesarios estos cursos en los que se trabaja cómo convivir pacífica y respetuosamente en las aulas y como combatir, precisamente, el odio y los prejuicios.


El proyecto Red Educación, que ofrece charlas sobre diversidad en colegios e institutos ¿qué supone para quienes participan en él?

Quienes reciben las charlas encuentran un espacio para hablar y debatir sobre un tema que se les escamotea tanto en el sistema educativo como en las familias. Encuentran también unos referentes positivos de una realidad que normalmente reciben estereotipada y deformada. Se les facilita, en suma, una posibilidad de conocer cómo es la diversidad de la sociedad, de comprenderla, de apreciarla, de crecer interiormente y de aprender a empatizar con el prójimo.

Para el voluntariado es una oportunidad de empoderamiento casi única. La posibilidad de mostrarse abiertamente como LGTB y compartir esto con la población joven es de un enriquecimiento personal increíble. Saber que ofrecerse como referente va a ayudar a otros/as jóvenes LGTB a no vivir el calvario que la mayoría hemos sufrido en las escuelas es una satisfacción muy grande. Y ver la respuesta de esa juventud que cada día comprende y respeta más, que te apoyan y te demuestran sus ganas de conocimiento y de salir de la red de prejuicios de la sociedad y el sistema educativo.


¿Cómo se ha incidido, este Año para TRANS-formar, en la formación sobre transexualidad y transfobia?

Se ha hecho un esfuerzo mayor para trabajar, tanto en las charlas como en las propuestas formativas, la identidad de género. Además es fácil porque cada vez más tanto profesorado como alumnado demandan esta cuestión. Necesitan comprender, acercarse a la realidad trans, están pidiendo a gritos transformarse para poder transformar. Por otra parte estamos ultimando una investigación que se publicará en breve sobre Adolescencia, Transexualidad y Educación.