Cultura

Leopoldo Alas Mínguez
08/11/2011

Juan Luis Mira, ganador del Vº Certamen Internacional Leopoldo Alas Mínguez para textos teatrales LGTB

El Certamen está convocado por el Festival Visible (COGAM y FELGTB) y la Fundación Autor

El certamen, el único en su género que se celebra en todo el mundo y que este año tuvo como principal novedad la admisión de textos a través del correo electrónico, lleva desde hace tres años el nombre del escritor y periodista riojano Leopoldo Alas Mínguez, fallecido en Madrid en 2008, reconocido intelectual comprometido con la causa del activismo y la cultura LGTB.

         Los textos premiados en anteriores ediciones fueron De hombre a hombre, del dramaturgo argentino Mariano Moro; Levante, de Carmen Losa (con mención de honor a Antonio Hernández Centeno por Esperando un héroe); La playa de los perros destrozados, de Nacho de Diego, y Clift (Acantilado), de Alberto Conejero.

         Las cinco ediciones celebradas hasta la fecha han sido un éxito ya que en todas ellas se ha contado con una elevada participación, con textos teatrales provenientes de Europa, Latinoamérica, Canadá, USA y, sobre todo, España.

         La iniciativa, organizada por el Festival Visible y la Fundación Autor/SGAE, busca estimular y normalizar la presencia del colectivo LGTB en la creación teatral contemporánea en lengua española, apoyando de esta forma su visibilidad social. Los cuatro primeros textos ganadores han sido editados por la Fundación Autor/SGAE y el quinto será publicado y presentado a lo largo del próximo año.

 

Sobre ‘Beca y Eva dicen que se quieren’

Lo que el jurado dice:

 

“Estamos ante una obra fresca y valiente, con diálogos ágiles y directos. Un innovador  texto teatral sobre la historia de amor de dos chicas de 17 años en un instituto que un día, hartas de esconderse, deciden hacer visible su relación. Las protagonistas, Beca y Eva, están acompañadas por una serie de personajes que, a través de una sutil pincelada, ofrecen un completo mosaico de la mirada de la sociedad hacia el tema de la homosexualidad. Entre estas miradas están las del padre y la abuela de Eva o la de Berta, la ex novia de la madre de Beca o la de un chico que está enamorado de ella; también la de la jefa de estudios del instituto donde estudian ambas. Beca y Eva… es un texto sólido y magistralmente escrito, una romántica historia de amor adolescente, pero a la vez una herramienta pedagógica de primer nivel para acercar con naturalidad una historia de amor lésbico a los jóvenes y también a los padres. Se trata de una historia que rebosa veracidad y compromiso y está escrita desde el corazón. Cuenta una historia de amor lésbico adolescente de una manera luminosa y veraz, que se nutre de lo que está ocurriendo ahora mismo en la calle”.

 

Lo que Juan Luis Mira dice sobre su propia obra:

 

“Un día de primavera, dos de mis alumnas, que eran pareja, decidieron entrar en clase cogidas de la mano y antes de sentarse se dieron un beso delante de sus compañeros. Todos se quedaron asombrados porque por primera vez se hacía visible una relación que hasta entonces habían mantenido en secreto. El resto del curso mantuvieron la misma actitud y, al final, todo resultó cotidiano y habitual. A mí todo aquello me pareció muy hermoso porque en las aulas las relaciones homosexuales suelen ser, pese a todo, un tema tabú. Su actitud ayudó a otros chicos y chicas a salir del armario. Un día me reuní con ellas dos y con un grupo de amigas suyas, algunas de ellas alumnas mías de teatro, todas lesbianas, y me contaron sus romances, sus experiencias buenas y malas… como dramaturgo me encantó aquel proceso. Sobre todo teniendo en cuenta que el tema de la homosexualidad adolescente no se ha tratado mucho en el teatro. Por eso pensé que era el momento de contar esta historia y darle una vuelta de tuerca decididamente emocional. Pienso que un dramaturgo es de algún modo un ventrílocuo de sus personajes y cuando los personajes están “vivos” entonces surge el milagro, porque te sientes intermediario de lo que pasa a tu alrededor. Me gusta escribir a partir de testimonios de gente que tiene algo que contar, como era el caso de esas muchachas que me sirvieron de inspiración para Beca y Eva... Toda la historia y todos los personajes de la obra son reales, pero claro está que teatralizados y transformados para que el puzzle, que es toda historia con personajes, encaje y tenga sentido”.

 

Acerca de Juan Luis Mira Candel

Orihuela (Alicante), 1955. Es autor de más de cuarenta textos teatrales, entre ellos: A ras de cielo, finalista del Premio Nacional de Literatura Dramática 2003 y Premio Arniches; De Lope, Premio Jovellanos; Mar de Almendros, Premio Ciudad de San Sebastián; Malsueño, Premio Rojas Zorrilla; A salto de cama, Premio Tricicle “por humor al arte”; Maquillando Cadáveres, Premio Escalante, Ayuntamiento de Valencia, entre otros. Ha escrito también teatro para niños y jóvenes, destacando: Barriga, Premio SGAE Teatro Infantil y Juvenil 2006; @licia.com, Premio Ayuntamiento de Pamplona/Escuela Navarra de Teatro; El rayo Verne, Mención Especial Jurado Premio SGAE; Ojos de lluvia, lía y lío, Premio Barahona de Soto. Ha sido traducido al alemán, catalán, italiano, rumano, inglés, gallego y polaco.

Como director, con la Compañía Jácara y el Aula de Teatro de la Universidad de Alicante, ha dirigido más de cincuenta montajes y participado en los más relevantes festivales de ámbito latinoamericano: Manizales, Bogotá, Medellín, Londrina, São Paulo, La Habana, Santo Domingo, Lieja, Bucarest, Bristol, Kingston, Lisboa, Almagro, Sagunto, Almada… En esta última ciudad la Compañía recibe el Premio de Honor del Festival Internacional, otorgado conjuntamente por la crítica y el público. En el año 2003 inaugura el Festival Internacional de la Habana con la representación en el Teatro Nacional de la obra El triciclo, de Arrabal.