Cultura

tqu-catalog-front

#TheGalleryProject

Hablamos con Verena, la creadora de la Transnational Queer Underground
#TheGalleryProject es un repositorio transnacional de arte queer abierto a todo el mundo. Collages, cómics, pinturas, fotografías, performances e instalaciones –entre otros formatos– participan en este proyecto abierto que busca cuestionar el etnocentrismo occidental en las artes. #TheGalleryProject es parte de TQU –Transnational Queer Underground–, cuyo objetivo principal es reescribir las narraciones de la historia dominadas por hombres blancos. Entrevistamos a la creadora de TQU, Verena.

En primer lugar, leí que estabas investigando la música queer cuando tuviste la idea del Transnational Queer Underground. Además de la International Pop Underground de Johnston, ¿cuáles fueron tus influencias y objetivos al empezar este proyecto?
Una historia que me influyó fue cómo se reunió el zine de Torongo J.D.s. Bruce LaBruce (ahora conocido sobre todo por sus películas) y G.B. Jones (artista, directora y música) se frustraban por al ser las únicas personas queer en una escena punk dominada por hombres, así como por ser las únicas personas punk en un ambiente de los noventa, muy comercial y orientado hacia gais. Comenzaron un zine llamado J.D.s que incluía una cinta de música llamada queercore, enviada a un montón de personas por todo el mundo, y pronto suficiente gente pensaba que queercore era algo importante, y comenzaron a aparecer ambientes queer punk por toda Norteamérica y Europa. Escuchar eso me animó a nunca soñar cosas demasiado pequeñas y me hizo darme cuenta de que me toca a mí (y a ti) hacer el cambio que queremos ver en el mundo.

Cuando me mudé a Berlín hace siete años, me sorprendió el hecho de que la mayoría de queers blancos de aquí no mostraban ningún interés por otras luchas. La cosa que más echaba de menos en espacios queer de izquierdas en Europa, y especialmente Alemania, era una fuerte conexión a activistas o incluso conocimiento sobre la situación de personas LGBTIQ en otras partes del mundo. En cuanto aprendí a leer y a escribir en inglés comencé a intercambiar correspondencia con personas en Indonesia, Australia, Haití, Hong Kong (para nombrar solo algunos países) porque me sentía alienada de mi propio entorno y quería aprender sobre otras formas de vivir. Terminé conociendo muchas personas con ideas y luchas similares, solo que en un entorno diferente. Cuando fui suficientemente mayor como para viajar por mi cuenta, siempre intenté conocer otras personas queer donde fuese para conocer sus experiencias y situación única. Como ya teníamos algunos puntos en común –generalmente cuestionarnos las formas mediante las que nuestras sociedades nos trataban y qué podíamos hacer para cambiar eso–, siempre fue muy fácil hacer nuevas amistades.

Con TQU quiero aportar un espacio alternativo –no limitado a una ubicación específica– donde se pueda encontrar información de primera mano sobre qué está pasando en otras partes del mundo. He contactado a muchas personas a través de Couchsurfing y les he pedido que elaboren una lista de espacios queer en su área que sean difíciles de encontrar si no eres de ahí. La gente también comenzó a enviar links de bandas y artistas locales, y con el tiempo he recolectado un montón de recursos de diferentes sitios, grandes y pequeños. Lo que realmente me gusta sobre esto es que la información llega directamente de las personas que viven en cada lugar y que permite a cada persona mostrar su propia realidad. No es una una persona escribiendo una historia sobre la vida de alguien más. Estamos siempre buscando personas que contribuyan con más información original a la página, así que si tocáis en un grupo, queréis que más gente os conozca, o tenéis amistades que hacen cine y queréis escribir sobre ello, o por lo que sea, ¡por favor contactad!

¿Encontraste apoyos y alianzas en las redes y organizaciones queer? ¿Y en las comunidades artísticas de Berlín y otros lugares?
Tengo la suerte de llamar mis amigos y amigas a algunas personas muy encantadoras, interesantes y creativas aquí en Berlín. Sin ellas y su apoyo no creo que este proyecto existiría. El inglés no es mi lengua materna, así que siempre necesito ayuda comprobando textos y envíos (¡gracias!). Pero lo más importante, y espero que estén de acuerdo, es que ayudamos y apoyamos mutuamente a nuestros proyectos por igual. La mayoría tenemos trabajos por dinero y hacemos aparte las cosas que creemos que son realmente importantes. Así que tendemos a asegurarnos de que son divertidas, además.

Honestamente, cuando comencé el #TheGalleryProject el último verano, al principio no lo publicité nada por Berlín, porque no quería que fuese demasiado Berlín-céntrico. Así que envié la convocatoria a determinadas revistas, ONGs y otras fuentes, haciendo mucho trabajo de investigación para llegar a personas en todos los países del mundo. Al final tuvimos propuestas de 46 personas y más de 25 países, lo cual creo que fue un buen comienzo. El feedback que recibí de artistas y de las personas con las que contacté para difundir la convocatoria fue realmente positivo. Exhibiremos #TheGalleryProject en diferentes lugares por Europa este año, y como es un proyecto artesanal [D.I.Y.] sin financiación por ahora, depende del apoyo de la comunidad y de los individuos que creen que es importante que las cosas tengan lugar aunque no haya dinero involucrado. Si queréis apoyarnos podéis encontrar un link para ello en nuestra web.

La diversidad de formatos es increíble e invita a una gran variedad de artistas. ¿Suelen centrarse en algún formato o formatos particulares las propuestas? ¿Crees que la elección de un formato afecta a la capacidad para rescribir la historia desde la perspectiva de las personas queer?
No, no lo creo. Creo que todas y todos tenemos nuestros talentos y capacidades individuales y necesitamos encontrar la forma de expresión que mejor va con nuestra intención. También es una cuestión de tiempo y recursos. Cuando te esfuerzas por sobrevivir, es difícil encontrar tiempo para crear arte. Tenemos que reconocer que este mundo puede ser agotador y abrumador, y que las luchas que las personas tienen con la sociedad y consigo mismas son reales. También tenemos que darnos cuente de que el arte y el mercado artístico es algo que necesita ser cuestionado ya que prefiere tradiciones occidentales sobre otras formas de expresión. Con TQU y #TheGalleryProject, uno de mis objetivos principales fue crear una plataforma donde cualquiera siente que puede expresarse tal y como quieren, sin que ninguna forma tenga preferencia.

¿Qué dirías a las personas españolas o hispanoparlantes que nos leen y que pueden tener dudas sobre enviar sus obras?
En primer lugar hablo español, no tan bien como solía hacerlo, pero por favor escribidme en español. También quiero enfatizar que para algunas de las personas participando en #TheGalleryProject fue la primera vez que publicaron algo. Recomendaría a todo el mundo que fuese más visible y orgulloso sobre lo que están creando. Incluso si no te consideras un o una artista, visita la web y mira lo que otras personas están trabajando o lee sus historias, y con suerte te inspirará para crear algo por ti mismo o misma. Creo que necesitamos más historias y que deberíamos evitar intentar encontrar una única voz queer. Aceptar y fomentar nuestra diversidad es la única manera para mantenernos fuertes y brillar.


Más información sobre #TheGaleryProject en la página web de TQU.
Le entrevista está disponible en el inglés original en nuestra web.

Nota de traducción: hemos optado por mantener la palabra queer en lugar de traducirla, por considerar que se perdería el sentido original del proyecto tratado. De igual manera, el desdoblamiento de géneros ha sido una decisión de traducción al pasar del inglés al castellano.