Fe y Espiritualidad

Juan-Antonio-Reig-Pla-obispo-Alcala-emision-TVE2-2018
04/01/2019

La FELGTB le exige a Reig Pla que se retracte de sus palabras acerca de la realidad familiar y la diversidad sexual

Con asombro las/los/les creyentes LGTBI volvemos a ser testigos de palabras LGTBIfobas y contra la diversidad familiar. El obispo de Alcalá de Henares vuelve a utilizar un espacio de evangelización para arremeter desde el prejuicio y el desconocimiento la realidad de tantas personas LGTBI que viven su realidad afectivo-sexual, de género, familiar y espiritual con total normalidad.

Las homilías no deben usarse para condenar ámbitos de la experiencia vital que se desconocen, sino del Amor de Dios en todas sus facetas y diversidad. Jesús siempre habló de Amor y de respetar la integridad de todos los seres humanos. Proclamar que únicamente existe un tipo de familia y reducir el amor únicamente al ámbito de un hombre y una mujer es discriminar a una gran parte de la población. Cualquier tipo de rechazo o marginación por un aspecto vital es ir en contra del Evangelio y de su mensaje de Esperanza, el cual es el que se debe proclamar en un espacio celebrativo.

Insistir en que las personas LGTBI destruimos la familia y que perseguimos el modelo más común de estructura familiar es volver a culpabilizarnos de un mal que tiene otras raíces. Las personas LGTBI cristianas reclamamos nuestro espacio dentro de las Iglesias, puesto que formamos parte del Pueblo de Dios. Y exigimos que cesen este tipo de declaraciones que únicamente generan odio y malestar y alejan a las personas LGTBI de la Institución. Este alejamiento revierte en que una gran parte del colectivo LGTBI rechace a las y los pastores, pastoras, sacerdotes, religiosas y religiosos que tan buen trabajo hacen y acompañan a tantas/as/es homosexuales, bisexuales, trans e intersexuales.

Hablar en términos de odio y discriminación desde un púlpito es ir en contra del mensaje del Amor de Dios y de Esperanza que Jesús proclamó.